Exposición en Canada House

Pasamos una tarde-noche entretenida, aquí os dejo alguna de las fotos del evento. Satisfecha por haber enseñado a los niños a tejer con los dedos, cosa que les encantó, a alguno incluso le tuve que dejar lana para que siguiera en casa con la labor, otros hicieron marionetas y les quedaron muy chulas.

Por otro lado voy a hechar de menos los amigurumis que ya no están conmigo, aunque estoy segura de que sus nuevos dueños los van a cuidar muy bien porque salieron de la tienda bautizados con sus nuevos nombres.

ImageImage